Consejos sobre los exámenes de programación

Esta página contiene un mail enviado por un profesor después del primer parcial de una materia. Se consideró que por los temas de los que habla le puede resultar de ayuda a alguien que esté cursando la carrera.

Se editaron algunas partes del mensaje para anonimizar la materia de la que habla ya que no es relevante, el mensaje aplica para todas las materias de programación.




Quería dedicar unas palabras a la problemática de la angustia, que veo que muchos sintieron, al ver que habían desaprobado o no promocionado el parcial. Pero creo que amerita además a razonar sobre las notas de los exámenes y la performance de una carrera universitaria en general.

Es visible que la mayoría siente mucha presión en instancias de examen, y es entendible, tal vez sienten miedo al fracaso, o se cohiben porque se sienten juzgados. Es difícil también haber pasado por una escuela que nos evaluó tan mal, y que inculcaba mucho que el que no aprobaba materias iba a ser un fracasado. La recomendación en general es tratar de superar eso, porque la ansiedad es un síntoma bastante molesto, y muchas veces simplemente es eso lo que los lleva al resultado que uno teme.

Para empezar, queremos que entiendan que uno cuando corrige exámenes no juzga a una persona, así que no deberían preocuparse por eso. Si sienten que un profesor los cuestiona a nivel personal, simplemente deben ignorarlo. Creo que no es el caso de esta materia. Lo que pueden tomar humildemente de parte de los profesores son consejos, y nada más. Es cliché, pero nunca se preocupen cuando alguien les dice que no son capaces de algo.

Además, se que es chocante que en la misma hoja figure su nombre junto a una "mala nota" en color rojo. Las hojas simplemente tienen su nombre para identificarlos. Podría usarse cualquier otro identificador, como el legajo, y en la práctica daría lo mismo (yo suelo no leer el nombre hasta tener que pasar la nota, por ejemplo). Es cierto que el examen es un documento, con propiedad intelectual, y al poner su nombre están poniendo una especie de firma, para denotar su autoría, pero no sientan que la nota junto a su nombre arrastra un juicio sobre su calidad profesional. En las correcciones de exámenes, simplemente se chequea, de la forma más objetiva posible (o al menos eso se intenta), si el mismo permite confirmar cierto grado de éxito en relación a los objetivos de una materia específica. Y la diferencia entre notas a veces se basa en puros detalles poco significativos. A futuro estaría bueno cambiar este método de evaluación en todo el sistema educativo, porque genera competencia y pésimos sentimientos, pero es lo que actualmente nos toca.

Por otro lado, no promocionar un parcial (sacarse un 4 o un 5) no significa que les está yendo mal, sino que hicieron lo suficiente como para aprobar (un 4 es un aprobado), pero le erraron en ciertos detalles que son importantes para nosotros. No necesariamente significa que no hayan entendido, sino que no fueron eficaces al demostrarlo. De hecho, todos los que se sacaron 4 o 5 tenían bien (o casi bien) el primer y segundo ejercicio, pero seguramente en los restantes, que eran los realmente interesantes, cometieron ciertos errores. No dudo que dedicando atención a esos detalles puedan promocionar, si ese es su objetivo.

Y lo mismo para los desaprobados que tempranamente sienten que llegó su fin. Esta materia se basa simplemente en practicar, y, como les dije el primer día, es totalmente normal pasar una semana entera (o más) sin entender un tema nuevo. En ese sentido, [las materias de programación], se parecen a las de matemática, física o química, porque tratan temas que requieren razonamiento profundo, ya que rompen esquemas previos, o presentan detalles cuya existencia no se hubieran imaginado por su cuenta. No hay otra forma de aprender estos conceptos, consiste enteramente en ponerlos en práctica. Ustedes son quienes tienen que estar predispuestos a esto, nosotros proveemos todos los medios que están a nuestro alcance para que eso suceda (y generalmente sentimos que están desaprovechados).

Entonces, de nuevo, doy fe que practicando lo que sea que tengan que practicar, según cada caso, sea posible cerrar muy bien la materia. La universidad está hecha para personas comunes, e incluso por más "inteligente" que sea una persona, necesita practicar. Sólo practicando se aprende. Hay personas que practicando poco consiguen lo suficiente o mucho, y otras personas tienen que practicar más (y tal vez mucho más) hasta hacer un click. El primer caso no denota inteligencia superior, sino simplemente precocidad, aprenden ciertos conceptos de forma temprana, pero dicha característica no permite concluir que ellos hayan comprendido más que los que más tardaron, ni que a largo plazo lleguen más lejos. Y, además, tengan en cuenta que existen buenos aprobadores, que básicamente entienden qué poner en un examen para que les vaya bien. Eso tampoco implica que esas personas hayan entendido absolutamente todo.

Y para los que sienten que perdieron una instancia, existen muchísimas más antes de desaprobar la materia por completo. Llegar a la mayoría de las instancias siguientes no es para nada difícil. Por ejemplo, en el caso extremo, para llegar a la instancia de integrador se requiere haber sacado al menos un 4 en cada parcial. ¿Significa que lo van a desaprobar? No, históricamente muchas personas aprobaron integradores (y muchas otras hubiesen aprobado si no hubiesen querido recursar por el miedo a un integrador). Y tengan en cuenta que existen hasta 3 instancias de integrador, en donde la materia se aprueba con un 4. Parece obvio todo esto que digo, pero se sorprenderían con la cantidad de veces que esto que digo no era conocido por muchos alumnos.

Por otra parte, muchos pueden sentir que se les acaba el mundo si una materia la cierran con un 4, 5 o 6, pero salvo que estén buscando una beca o algo por el estilo, no denota ningún fracaso para su carrera profesional. Pensar que para no ser fracasado uno debe tener en todas las materias una buena nota, verdaderamente, no conduce a ningún lado.

Incluso, lo que piense u observe un profesor sobre sus habilidades, si es que las tuvo en cuenta al momento de evaluarlos, no tiene nada que ver con lo que pueden llegar a demostrar en la práctica, por fuera de la universidad. Es decir, un buen o mal examen no describe mucho de una persona. Hay alumnos con muy buen promedio, o alumnos simplemente recibidos, que son pésimos profesionales en general (que si tuviese que contratarlos, no lo haría). Y hay alumnos con promedio bajo, que pasaron desapercibidos, o que incluso tuvieron que abandonar la universidad, y que como profesionales son mucho más útiles, y hasta exitosos.

En general, no es el título o las buenas notas lo que los haría ser exitosos fuera de la universidad, sino otras habilidades que incluso no tienen que ver con la programación. Existen habilidades que los exámenes de este sistema educativo jamás van a poder medir, y por esa razón, obtener el título no va a reflejarlas.

Ustedes además seguro saben, o deberían, que en nuestro rubro, si sólo piensan en conseguir empleo y ganar dinero (tal vez mucho), el título, como papel, vale poco y nada. Y les aseguro que jamás van a mirar su promedio, salvo, de nuevo, que su objetivo sea enteramente académico (pero calculo que no es el caso para la mayoría). Ese dato en general a nadie le interesa, sólo sirve para alimentar egos.

Siempre me preguntan si los más exitosos en la industria son los que más saben sobre programación, y, la verdad, la respuesta es no, generalmente sucede lo contrario. Ser exitosos, ganando o no mucho dinero, pasa por otro lado. La habilidad de saber venderse es mucho más útil que el conocimiento académico al momento de conseguir un empleo. Y si quieren tener su propia empresa, ni siquiera eso, se asocian con las personas adecuadas, y aprenden a contratar a buenos profesionales. En ese caso la habilidad pasa por saber con quién relacionarse y los contactos que consigan a través de los años.

El conocimiento académico, especialmente en programación, sirve para otras cuestiones: tener mejor criterio, saber distinguir modas de conceptos fundamentales, reconocer buenos y malos programadores, conocer buenas prácticas, etc. A la larga les va a dar mayor madurez en la toma de decisiones. Así de general es lo que se ofrece en la carrera.

Paralelamente, muchas personas también han venido a decirme que la industria considera que no tienen experiencia aunque se hayan recibido y visto muchísimos conceptos, incluso tecnologías, y la verdad, si comprenden lo que acabo de decir, así es, van a competir por los mismos puestos con las personas que ni siquiera fueron a la universidad. Ellos tal vez ganaron otras habilidades que les permite hacer de todas formas el trabajo que la empresa les pide, tal vez incluso saben mucho sobre tecnologías específicas y términos de moda. Pero, hay que ver quién tiene un techo más alto, que es otra cuestión. La realidad es que ser autodidacta no es tarea fácil, ni algo que todo el mundo quiera ser, y por eso existe el sistema educativo.

Entonces, ¿tiene sentido angustiarse por haber desaprobado o no promocionado un primer examen de [cualquier materia]?. La verdad que no: 1) si quieren un título, consiste en aprender a aprobar materias, y obtener excelentes notas para considerarse exitoso no tiene sentido, ni el papel ni el promedio valen tanto; 2) si quieren aprender no tienen que estar tan preocupados por sus notas, sino por saber llevar conceptos a la práctica; y, 3) si quieren ser exitosos por fuera de la universidad ganen otras habilidades además de las académicas.

Finalmente, como para terminar, y darles aún más ánimos, los mejores ayudantes que tuvimos en la materia no cerraron la materia con 10. De hecho, no miramos notas o promedios al momento de considerar ayudantes, sino cuestiones como gusto por enseñar a otros, predisposición para ayudar en general, no juzgar a los demás, humildad al recibir críticas para mejorar, etc. La gente que saca 10 a veces las tiene, y a veces no tiene ninguna.

Saludos.